Sí, el budismo sí tiene dioses y no, no es una “religión atea.”

0. Introducción.
1. Mi experiencia con la masonería.
2. Ateísmo y coherencia. Definiciones de ateísmo.
3. Mi experiencia con el budismo.
4. Budismo y ateísmo. Por qué el budismo NO es una religión atea.
4.1. Dudas y preguntas frecuentes.
4.2. El budismo como religión no teísta.
5. ¿De dónde provienen estas afirmaciones de “el budismo es una religión sin dioses” o “una religión atea”? El budismo secular.
6. Mi opinión personal.

.

0. Introducción.



Hoy vamos a continuar con un tema que no es para nada mi especialidad pero que forma parte de la temática general de esta web que es la desmitificación y corrección de creencias falsas. Una, en concreto, que pude comprobar in situ y por experiencia propia cuando viajamos a Japón el año pasado, que es rematadamente falsa y es la idea que mucha gente tiene de que “el budismo no tiene dioses” o es una “religión atea.”

En un principio, este artículo lo iba a redactar Isabel en su blog porque, a fin de cuentas, ella es la más interesada por haber estudiado Mitología e Historia de las religiones. Pero, desde que aprobó las oposiciones de profesora… la pobre mía es que no para. ¡Qué montaña de papeles, correcciones, notificaciones y legislación para leer y aplicar! Ésa es otra cuestión que también habría que desmitificar algún día: la de que los funcionarios no trabajan (en otros tiempos no sé pero, ahora, macho… se ha pasado de un extremo al otro). Así que me he decidido a tratarlo yo en mi bitácora aunque ella haya colaborado de manera extensa.

Nota y aviso: como el tema no está relacionado con divulgación científica económica, hoy voy a dejar de lado el lenguaje aséptico y vamos a tratar el tema con más salero y más gracia.

Y voy a tratar esta cuestión en concreto porque me toca los cojones a nivel personal. Los que ya me conocen saben que, como parte de una actitud científica, lógica y racional que me lleva a una recomprobación constante de datos empíricamente contrastables que ayuden a discernir la realidad (y beneficiarse de ello), soy un ateo furibundo. De los que no se callan. De los de incluso hacer llorar a su madre sin conmiseración cuando le reprocho sus creencias religiosas. De los de cagarme en Dios, en Allah, en el Buda y en la Virgen del Rocío, vaya.

Un ateo de postín, de larga trayectoria y activismo social.

Muchas personas con creencias religiosas se ponen muy nerviosas con mi ateísmo. Mucho.

Sí, causo ese efecto en las personas de mi entorno: cuando emito una opinión, se echan a temblar porque primero, saben que no abro la boca si no tengo argumentos fundamentados a macha y martillo y, segundo, porque constituyo un referente. Las personas de mi entorno ven en mí una persona que tiene una educación y formación considerables, me reciclo constantemente, hablo idiomas, manejo muy bien mi economía personal como inversor, mantengo mi salud en forma con deporte y nutrición, me llevo muy bien con mi pareja y soy activista social, etc. Es decir, que ven en mí una persona “con la cabeza bien amueblada” y que, por ello o acompañándolo, tiene un relativo éxito en la vida. Digo “relativo” porque, a mi juicio, yo veo normal que si haces las cosas bien (pensar y actuar teniendo como guías la lógica, la racionalidad, el pensamiento y el método científico, estudiar la experiencia previa)… tienda a irte bien. Pero para otras personas eso constituye un factor desestabilizador en su esquema vital al compararse conmigo.

La cuestión es que muchas personas con creencias religiosas se agobian más que un cangrejo en un vaso de tubo cuando se enteran de o les digo que soy ateo. Creyendo falsamente que mi desprecio a la religión no es tal porque sólo se circunscribiría a la cristiana (la familia de mi madre, en la que todos eran republicanos y de izquierdas las pasó putas durante la posguerra, fusilados y torturados incluidos, y la Iglesia Católica tuvo mucho que ver en ello), ha habido quien me ha intentado atraer a cualquier religión con tal de que no reniegue de o denuncie como activista el fenómeno de la creencia religiosa en sí.

Esos intentos se han centrado principalmente (ha habido más) en prodigarme las bondades de dos sistemas de creencias en concreto (y por concreto no me refiero a ningún cemento):

-La masonería (ya, ya sé que no es una religión, ahora hablamos de ello).

-El budismo.

Y se han centrado en estos dos sistemas de creencias porque me los han intentado “vender” como “religiones sin dioses”, es decir, “religiones ateas.”

Sigue leyendo “Sí, el budismo sí tiene dioses y no, no es una “religión atea.””

Un ejemplo de mala calidad en divulgación científica. Veracidad y relevancia proporcionadas del MONIAC y la curva de Phillips. Una crítica constructiva al keynesianismo.

.
Hoy vamos a pasar a hablar sobre la calidad de la divulgación científica.

Continuando con la descarga de contenido de mis redes sociales para volcarlo en este dominio, voy a aprovechar para ampliar y perfeccionar lo que ya dije en su momento.

Nota: hoy voy a hacer el experimento de no justificar el texto. Algunos de mis lectores me dicen que les resulta muy cargante para la lectura de textos tan largos como los míos.
.

0. Introducción.

A principios de 2018 se me preguntó por mi opinión en calidad de divulgador sobre Economía científica por parte de uno de mis contactos acerca de este artículo de blogthinkbig.com que se encontró en el portal de noticias Hipertextual (dedicado a noticias de Tecnología y Ciencia y, por lo que he podido notar, les dan allí un tratamiento de índole más “curiosa” que técnica o plenamente detallada).

El artículo trata sobre la existencia del MONIAC, un primitivo ordenador inventado por el economista neozelandés William Phillips allá por 1949 y que, según el autor del artículo, predice crisis económicas.

.

MONIAC
He aquí una imagen del llamado Phillips Economics Analog Computer (“computadora u ordenador analógico para medición económica de Phillips”), diseñado por Bill Phillips en la London School of Economics en 1949, también conocido como MONIAC (Monetary National Income Analogue Computer o “Computadora Analógica para la Medición de la Renta Nacional”). También se la llamó Phillips Hydraulic Computer (“ordenador hidráulico de Phillips”) y el Financephalograph (“finanzafalógrafo”). Esta máquina fue concebida por Bill Phillips (1914-1975), un ingeniero neozelandés que se pasó al estudio de la Economía. Bill diseñó la máquina para demostrar de una manera visual la circulación del flujo de dinero dentro de una economía. En su caso, la británica. Se tienen contabilizadas catorce de estas máquinas, y ésta en particular que aparece en la imagen se estuvo utilizando como herramienta educativa en las clases de la London School of Economics hasta mayo de 1992. Foto: Science Museum Group Collection © The Board of Trustees of the Science Museum

El autor aprovecha también para hablar de otro concepto económico (modelo) creado por este economista, la llamada “curva de Phillips”, que versa sobre la relación entre inflación y desempleo.

Este contacto me trajo el artículo para que se lo analizara porque creyó ver que era demasiado espectacular, muy sensacionalista.

Y no se equivocaba.

Voy a utilizar ese artículo como ejemplo de divulgación científica de baja calidad.
Sigue leyendo “Un ejemplo de mala calidad en divulgación científica. Veracidad y relevancia proporcionadas del MONIAC y la curva de Phillips. Una crítica constructiva al keynesianismo.”

¿Es cierta la cita sobre Marco Tulio Cicerón “El presupuesto debe equilibrarse, el tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida”? Falsas citas (II).

.
Bueno, vamos a empezar con algo suave.

Como prometí en la anterior entrada, voy a proceder a descargar poco a poco de contenido mis redes sociales (la única que tengo, facebook) y a traspasarlo a mi dominio. Nótese que ello va a implicar que el contenido, revisado, completado y ampliado (no va a ser un mero traslado de información) que vuelque en mi web, pasará a ser privado en mis redes sociales o, directamente, borrado. Así que sólo podréis consultarlo aquí. El porqué, justamente en mi anterior entrada.

.

 

0. Introducción.

Hoy vamos a volver a tratar el tema de las citas falsas por internet.

Ésta que os traigo, me puse a investigarla tras encontrarla en el muro de facebook de uno de mis contactos. Sí, ya sé que fue debunkeada en 2017 pero la noté como falsa desde un primer momento siguiendo unas pautas y quiero detallar el proceso para que podáis hacer lo mismo. Nótese que, desde que se demostró como falsa, no circula transcrita sino en formato de imagen. Y eso es para que no se pueda recomprobar fácilmente con una búsqueda cómoda de cortar y pegar texto. Es más difícil desmentir un meme hecho con imágenes que una cita escrita.

En la imagen destacada tenéis la cita que circula por las redes sociales en español.

Transcripción:

Ya lo decía Cicerón

Esta frase tiene 2067 años… Es una cita de Marco Tulio Cicerón: “El presupuesto debe equilibrarse, el tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada y la ayuda a otros países debe eliminarse, para que Roma no vaya a la bancarrota. La gente debe nuevamente aprender a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado.” Año 55 a. C.

.

Con el análisis que os voy a hacer, lo que pretendo es que aprendáis a detectar citas falsas y, muy especialmente, la técnica de desinformación tan utilizada hoy en día en las redes sociales por elementos como la alt-right o nacionalpopulismo, los hackers rusos pro-Putin o los conspiranoicos, antisistemas, etc., conocida popularmente en inglés como quote bombing, que consiste en que cuando se está tratando un argumento (en las noticias, en una discusión, en un discurso, ensayo, etc.), en lugar de decir de dónde se obtiene la información, se lanza una cita, a menudo falsa pero con apariencia de certidumbre. La persona o personas que están al otro lado de la discusión a menudo no tienen conocimiento (o no tienen medios en el momento) para darse cuenta de si la cita es cierta o no.

Vamos a seguir el mismo procedimiento que cuando analicé para vosotros la frase falsamente atribuida a Mayer Rothschild “dadme el control del suministro de dinero de una nación y no me importará quien haga las leyes” pero en un formato algo más rápido, más sencillo. Lo que voy a decir también es válido para detectar las llamadas fake news o “noticias falsas.”
Sigue leyendo “¿Es cierta la cita sobre Marco Tulio Cicerón “El presupuesto debe equilibrarse, el tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida”? Falsas citas (II).”

I’m back, bitches! Id preparándoos, que vuelvo.

.

Chema knight
Vamos a ir poniéndonos el uniforme de aplastar conspiranoicos. Fotografía: Isabel Guzmán.

Lo prometido es deuda: vuelvo a reanudar mi actividad como divulgador.

Lo primero es lo de siempre: muy buenas a todo el que se lo merezca y al que no, que le den.

Antes de retomar la elaboración de artículos de divulgación he estimado oportuno dedicar una nota a explicar el porqué de un hiato tan prolongado (más de dos años), lo que nos ha acontecido a mi mujer y a mí en este tiempo y mis planes presentes y futuros. Así de paso os pongo en contexto para que entendáis mejor el tono y el ambiente de esta nueva etapa como activista divulgador de ciencia social. Los que me hayan seguido durante este tiempo a través de mi red social (sí, sólo tengo un perfil de facebook) habrán estado al tanto pero los que sólo lo hacían a través de esta página web (ya no es sólo un blog personal), seguramente se hayan perdido muchas cuestiones sobre nosotros.

Sigue leyendo “I’m back, bitches! Id preparándoos, que vuelvo.”

Análisis de las ventajas y desventajas de un sistema de reserva bancaria de 100% (full reserve banking). La escuela de Austria contrastada: pseudociencia en Economía (VI). Qué intereses tienen los austríacos para proponer un sistema de full reserve banking.

.

Vuelta al índice de la serie de artículos “la escuela austríaca contrastada”.

.

Índice de contenidos:

0. Introducción.

1. Trasfondo. ¿Qué sistema tenemos ahora y por qué se quiere cambiar?

2. Contexto de la propuesta suiza por una reserva bancaria de 100%. ¿Existe en la actualidad?

3. Sobre las opiniones de expertos y partidarios.

3.1. Unos ejemplos de por qué no debemos dejarnos llevar por conceptos económicos novedosos sin “leer antes la letra pequeña”: la mochila austríaca y el contrato único.

4. Posibles antecedentes de una reserva bancaria de 100%. El Banco de Amsterdam.

5. ¿En qué consiste el principio básico de una reserva bancaria de 100%? Ventajas y desventajas.

5.1. Ventajas.

5.2. Desventajas.

6. Resumen y mi opinión personal.

7. Bibliografía.

8. Actualización y conclusión. Resultado del referéndum sobre la iniciativa VollGeld en Suiza.

.

0. Introducción.

Buenos días y feliz año nuevo al que se lo merezca. Al que no, que le den.

Hoy voy a comentar una curiosa noticia sobre la que me ha pedido mi opinión Álex Matamoros en su muro de facebook: en Suiza se han obtenido las suficientes firmas como para solicitar un referéndum sobre la llamada en inglés full reserve banking o “banca de reserva de 100%” en una iniciativa conocida en alemán como “iniciativa VollGeld” (palabra ésta última que se traduciría en algo así como “dinero soberano”, en alemán, el idioma mayoritario en Suiza).

Voy a tratar sobre esta consulta acerca de lo que significa la full reserve banking o reserva bancaria del 100% aquí en mi blog para hacer la respuesta más visible y consultable a través de los buscadores.

Esta es la noticia original desde una fuente mucho más seria (el Daily Telegraph) que el blog Salmón que es desde donde muchos de vosotros seguramente la habréis podido encontrar en castellano. Hago esto porque en este último “medio” comentan la noticia soltando auténticas salvajadas, sin mencionar el encaje bancario e inventándose lo que significan dos o tres conceptos. El blog Salmón como portal de noticias especializado puede valer pero como medio periodístico… deja mucho que desear en muchas ocasiones. Lo siento, esa es mi opinión fundamentada y como técnico. Al que no le guste, que se peine primero para un lado y luego para el otro. Consejo gratuito y que siempre doy: procurad leer las noticias de medios serios en inglés. En español no abunda la calidad informativa.

Por cierto, ya que voy a tratar en qué consiste la reserva bancaria del 100%, sus ventajas y desventajas, aprovecharé para lo de siempre como luchador escéptico que soy: combatir el conspiracionismo que hay sobre este tema y alertar de los posibles peligros que conlleva, que no son pocos.

Dicho eso…

Esto del sistema de banca de reserva de 100% no es nuevo ni de coña. Ya se propuso allá durante los años treinta de la Gran Depresión (aunque hay quien dice que hubo un primer antecedente en 1609, ya veremos que eso es… discutible, cuanto menos). Resumiendo muy mucho para el profano, consiste en que todo depósito de dinerito que uno haga, se queda en el banco y sanseacabó.

El banco no podría prestar ese dinero como se hace actualmente.

Sigue leyendo “Análisis de las ventajas y desventajas de un sistema de reserva bancaria de 100% (full reserve banking). La escuela de Austria contrastada: pseudociencia en Economía (VI). Qué intereses tienen los austríacos para proponer un sistema de full reserve banking.”

¿Es el marxismo científico? Una crítica científica (no política) al marxismo. Un ejemplo: cómo se demostró científicamente que la Teoría Laboral del Valor de Karl Marx es falsa. Por qué no se considera al marxismo como una opción económica eficiente en el mundo académico y científico de la Economía (y de otras ramas de la Ciencia como las Matemáticas, la Psicología, la Biología o la Neurología).

.

Contenidos:

.
0. Introducción.

1. ¿Por qué dice el mundo académico que el marxismo no es científico?

2. La Teoría del Valor.

3. La Teoría Laboral del Valor (TLV) o teoría del valor-trabajo de Karl Marx.

3.1. Quién fue y qué hizo Karl Marx.

3.2. Cuestiones concretas sobre la Teoría Laboral del Valor.

3.3. Un resumen sencillo de lo visto hasta ahora.

4. Cómo refuta la Ciencia la Teoría Laboral del Valor marxista.

4.1. Desde la Economía.

4.1.1. ¿Cómo se dieron cuenta los economistas de que la teoría del valor-trabajo de Marx era fallida?

4.1.2. ¿Qué proponen los economistas como alternativa a la teoría del valor-trabajo? La utilidad marginal. ¿Qué es eso?

4.1.3. Explicación matemática de la utilidad marginal. Un ejemplo.

4.1.4. Cuestiones sobre la utilidad marginal. La ley de la Utilidad Marginal Decreciente.

4.1.5. Modelización de una economía marxista. ¿Es evidente la percepción del valor como fruto del trabajo socialmente necesario?

4.1.6. Otras ramas prácticas de la Economía. Aplicaciones prácticas de la teoría subjetiva del valor (marginal).

4.1.7. Consideraciones sobre las opiniones marxistas.

4.2. Desde las Matemáticas.

4.3. Desde la Biología (etología).

4.4. Desde la Psicología y la Neurología (neuroeconomía).

5. “Bueno, de acuerdo, la Teoría del Valor-trabajo marxista es falsa pero, ¿qué más da? ¿Tan importante es que lo sea?” Efectos en la aplicación de economías marxistas.

5.1. ¿Por qué los marxistas no aceptan que la Teoría Laboral del Valor o del Valor-trabajo es falsa?

5.2. Una evaluación general de la teoría marxista en Economía. El debate de las dos Cambridge y el neoricardianismo. La falta de honestidad académica de los defensores del marxismo.

6. ¿Dónde está el carácter pseudocientífico de la obra económica de Karl Marx?

7. ¿Todo lo que hizo Marx estuvo mal? No. Una disertación y aviso a marxistas.

8. Resumen general.

.

.

Sigue leyendo “¿Es el marxismo científico? Una crítica científica (no política) al marxismo. Un ejemplo: cómo se demostró científicamente que la Teoría Laboral del Valor de Karl Marx es falsa. Por qué no se considera al marxismo como una opción económica eficiente en el mundo académico y científico de la Economía (y de otras ramas de la Ciencia como las Matemáticas, la Psicología, la Biología o la Neurología).”

El neoliberalismo contrastado (V). Ensayo sobre el neoliberalismo.

.

.

Atención, aviso: este artículo que estáis leyendo no es sino el primero de una serie dedicada a analizar el neoliberalismo económico. Podéis encontrar el índice de la serie, aquí.

Anterior artículo de la serie.

.

Contenidos:

0. Introducción.

1. Recapitulación. Trasfondo histórico.

2. El término “neoliberalismo”. ¿Qué es? ¿Qué significa? Numerosas mentiras acerca de este concepto.

2.1. ¿Qué es el neoliberalismo?

2.2. Sumario de definiciones. Características del neoliberalismo.

3. ¿De dónde proviene el neoliberalismo? Historia del neoliberalismo.

3.1. El coloquio Walter Lippman.

3.2. El neoliberalismo entre la Segunda Guerra Mundial y los años sesenta.

3.2.1. El ordoliberalismo.

3.2.2. La sociedad Mont Pelerin.

3.2.3. Los think-tanks neoliberales.

3.3. Años sesenta. El abandono del término neoliberalismo en favor de otros términos.

3.4. Trasfondo inmediato del neoliberalismo actual. Finales de los años 70 y años 80.

3.5. La aparición del neoliberalismo económico. El monetarismo de la escuela de Chicago. Las políticas económicas de los años 80.

4. El resurgir del término “neoliberalismo”.

4.1. El resurgir del término “neoliberalismo” en EEUU en los años ochenta.

4.1.1. El Consenso de Washington.

4.2. El resurgir del término “neoliberalismo” en el Chile de los años ochenta. Un ejemplo de aplicación práctica del neoliberalismo y sus consecuencias y del movimiento pendular de la Historia.

4.3. La dictadura militar de Chile. El gobierno de Augusto Pinochet y la llegada del neoliberalismo a Chile con los Chicago boys.

4.3.1. La herencia recibida.

5. Una crítica y análisis general del neoliberalismo.

6. Bibliografía.

.

0. Introducción.

Hola a todo el que se lo merezca.

Voy a retomar el blog continuando con la serie de artículos de El neoliberalismo contrastado. Sí, ya sé que prometí en el anterior artículo que continuaría con uno dedicado al marxismo, pero he decidido rehacer la “cola de espera” de elaboración de textos sobre Economía. ¿Por qué? Por varias razones, pero las principales son:

1) -Que me preguntáis más sobre el neoliberalismo en mensajes y comentarios. Parece ser que os mueve más la curiosidad sobre este tema.

2) -Considero más importante, urgente y “actual” hablar sobre el neoliberalismo que no sobre el marxismo. El marxismo es conocido por bastantes personas, pero el neoliberalismo continúa siendo un desconocido para el gran público, algo así como un “nombre fantasma” que está en boca de todo el mundo pero que pocos sabrían definir. El marxismo está más “claro” que el neoliberalismo, por decirlo así, al menos en términos académicos.

Sabéis que no dispongo de mucho tiempo, así que he de centrarme siempre en lo que más hincapié me hacéis. Que no se preocupen aquellos que me han pedido que trate sobre la cualidad de científica o no de la teoría marxista (adelanto: no), que lo redactaré (espero que sea el próximo, pero no puedo garantizarlo).

Una vez más, me veo en la obligación de reconocer que si me meto en el “fregao” que supone el redactar un ensayo gigantesco tratando un tema tan peliagudo y polémico como es un estudio completo del neoliberalismo es porque, intentando responder a mis lectores como profesional de la Economía, he podido indicarles poco material online al respecto en castellano (así que he decidido hacerlo yo). Cuidado, cuando digo “poco” me refiero a que hay poco material serio, completo, bien desarrollado o tratado desde un punto de vista lo más objetivo y neutral posible de manera sencilla. Si bien existen libros de Historia o de Política Económica relativamente serios, considero que no están accesibles al público internauta o emplean un lenguaje académico demasiado serio y enrevesado… y que los textos en español al respecto sobre el neoliberalismo por internet son o para echarse a llorar de malos o para liarse a dar hostias de dos en dos hasta que salgan impares. Por internet se encuentra uno disparates sobre el neoliberalismo a más no poder: los hay que dicen que no ha existido nunca y que no hay ni ha habido jamás ningún economista que se haya calificado a sí mismo como neoliberal (¡toma ya!); los hay que dicen que es un invento yanqui y que capitalismo y neoliberalismo son la misma cosa; que si es el fruto de una conspiración judeo-masónica illuminati para someter a todo el mundo; y eso cuando la web en cuestión no es una de esas en las que escribe un facha anticomunista de escopeta y perro pijo “osea” alabando a Margaret Thatcher diciendo que fue un gran invento y que hay que privatizar hasta el concepto de familia… o la de un perroflauta chavista alternativo y antiglobalización que te dice que el neoliberalismo es un invento imperialista yanqui y que con Fidel Castro viviríamos mejor.

En fin…

El problema principal de tratar el neoliberalismo es que como es un concepto TAN odiado por ciertos sectores y tan cargado ideológicamente (ayyyyy… el emocionalismo humano, qué malo es para analizar fríamente las cosas), han acabado viendo en él el mismísimo Mal encarnado y es, por tanto, más fácil batir un huevo en un dedal que encontrar información seria por internet sobre él. Espero lograr con este ensayo el que logréis aprender a diferenciar qué es verdad y qué es mentira sobre el neoliberalismo, sin odios ideológicos, sin prejuicios cognitivos, sino con un análisis lo más objetivo posible… y con un lenguaje fresco, ameno, divertido y asequible para el común de los mortales (así se hace más llevadera la lectura de un texto tan largo). Adelanto (por si hay algún partidario de las políticas de libre mercado que me esté leyendo) que por mucho análisis objetivo e imparcial que se haga sobre las consecuencias del neoliberalismo… éste no va a salir muy bien parado… porque NO puede salir bien parado después de analizar científicamente sus consecuencias. Que yo me libre en mi análisis de espumarajos de rabia antiglobalización, de dialéctica comunista, de verborrea perrofláutica o de chabacanería chavista no va a implicar pero que ni por asomo que yo vaya a concluir que el neoliberalismo sea “bueno”. Al contrario, un análisis serio académico, científico y econométrico en condiciones va a mostrar a las claras claritas que el neoliberalismo (las políticas fundamentalistas de libre mercado que se llevan aplicando desde los años ochenta) es una de las peores formas de gestión de entre las muchas que hay del esquema estructural capitalista. El neoliberalismo, aunque se haya exagerado a veces lo dañino que es, viéndolo en una perspectiva general es cierto que es más malo que cagar sangre, así de claro lo digo desde ya. Por eso aviso: ya sabéis dónde está la puerta. Cerrad al salir.

Portada del libro
Portada del libro “A Brief History of Neoliberalism” (“Una Breve Historia del Neoliberalismo”), por el antropólogo y geógrafo británico de ideología marxista David Harvey. 2005. Editorial Oxford.

¿Qué vamos a ver en este ensayo sobre el neoliberalismo?

-Vamos a estudiar, ante todo y sobre todo, la evolución del término “neoliberalismo”, qué ha significado durante diversas épocas porque NO siempre ha tenido el mismo significado en casi un siglo que se lleva empleando la palabrita: ha variado a lo largo del tiempo. Tanto, que ha llegado a significar incluso cosas contradictorias. Por ejemplo, “neoliberalismo” significa una cosa en el mundo académico y otra algo distinta, “en la calle”. Al contrario de lo que aseguran muchos pro-liberales, el neoliberalismo SÍ ha existido y está referenciado académicamente incluso con ese nombre… y es cierto, también, que las connotaciones peyorativas e insultantes del término le han sido proporcionadas desde fuera del mundo académico, especialmente por parte de sus detractores, hasta llegar al punto en que se ha convertido en su significado principal: políticas (principalmente económicas) contemporáneas extremistas y fundamentalistas de libre mercado.

-Veremos cómo ha evolucionado esta supuesta corriente de pensamiento político-económico, tanto en la práctica, en la política “real” de los gobiernos como en el mundo académico y científico económico… que para eso es un economista el que os está escribiendo el ensayo. Podremos comparar, a través del estudio de la evolución del pensamiento económico en el siglo XX (y principios del XXI), cómo y por qué surgió el neoliberalismo, qué había antes de él, y por qué llegó a ocupar un puesto tan importante en el desarrollo de las políticas económicas de finales del siglo XX y principios del XXI.

-También veremos cómo han afectado las políticas llamadas “neoliberales” a las sociedades de varios países en diferentes momentos. No fue lo mismo el neoliberalismo alemán posterior a la Segunda Guerra Mundial que el del gobierno de Ronald Reagan en los EEUU de los años ochenta o el aplicado por los asesores del dictador Augusto Pinochet en Chile. Trataremos lo más pormenorizadamente posible cómo afectaron esas políticas a las personas de los países donde se aplicaron y estableceremos comparativas para que podáis ver por vosotros mismos si esas políticas económicas fueron eficaces, dañinas o no.

-Vamos a estudiar los nombres más relevantes de entre quienes se han calificado a sí mismos como “neoliberales” y quiénes han sido calificados de “neoliberales” por otros grupos. Asimismo veremos qué entienden diversos grupos que es el neoliberalismo… porque no significa lo mismo para según qué personas. Neoliberalismo ha significado cosas muy distintas para aquellos que empezaron empleándolo en los años treinta, los economistas inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial, los políticos anglosajones de los años ochenta y los movimientos alternativos y antiglobalización de principios del siglo XXI.

Mi intención principal es que acabéis entendiendo qué ha sido y es el neoliberalismo, y aprendáis sus características, así como que podáis diferenciar verdades y mentiras que sobre este “concepto” os digan u os encontréis por ahí (ese “por ahí” que suele ser internet o la barra del bar), intentando combinar en un ensayo lo más completo posible tanto el punto de vista académico, econométrico y científico y una explicación lo más clara… y contundente posible.

Este ensayo va a ser el resumen y cuerpo central de mi serie de artículos El neoliberalismo contrastado.

Sigue leyendo “El neoliberalismo contrastado (V). Ensayo sobre el neoliberalismo.”